Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Los objetivos del comprador de una smart home

Un hogar seguro, eficiente desde el punto de vista energético, sencillo de controlar, gestionable a distancia, cómodo… son muchas las necesidades o prioridades de los compradores con respecto a sus futuros hogares.

Lo que los consumidores buscan en la domótica puede variar enormemente de una persona a otra. No es lo mismo un hogar inteligente diseñado para solteros/as, que para una pareja, una familia, personas con movilidad reducida, mayores…

No obstante, un reciente estudio de NRA, asociación de corredores de bienes raíces de EEUU, muestra que, a la hora de adquirir o equipar una smarthome, los objetivos o intereses son muy variados.

¿Qué busca el comprador de una smarthome?

Desde la NRA se muestra que, pese a que los compradores de vivienda no cuestionan a sus intermediarios en la  compra inmobiliaria acerca de los equipos domóticos con que cuentan las viviendas (en un 82% de los casos), sí parece que existe un claro interés por la automatización doméstica, al menos como proyecto.

De acuerdo con los datos que maneja el departamento de estudios de NRA, las utilidades y equipos para smarthomes que más interesan a los compradores de vivienda son las cerraduras inteligentes (37%), los artículos de iluminación inteligente (29%) y los termostatos ‘smart’ (26%). En este sentido, las cámaras y sistemas de videovigilancia o elementos como los equipos para el control de accesos mediante la voz no son considerados como ‘prioritarios’.

En este sentido, la asociación que engloba a los intermediarios para la compraventa de viviendas determina que aspectos como la seguridad (51%), la privacidad (45%), la reducción de costes (44%) y la eficiencia energética (42%) son otros apartados en los que los usuarios muestran un especial interés.

En lo que respecta a los factores que aún frenan a los compradores a la hora de adquirir viviendas ‘smart’ o realizar mejoras en su vivienda ligadas a la automatización destacan la seguridad, las posibles brechas en la privacidad y los elevados costes percibidos.

De acuerdo con NRA, el 71% de los compradores de vivienda encuestados afirman que desearían adquirir un hogar en el que pudieran contar, de primera mano, con todas estas comodidades.

Comentarios

Deja un comentario